AUTOS, Norma de RENDIMIENTO

Es una vergüenza para el País que la AMIA se haya salido con la suya al rechazar la propuesta del Centro Mario Molina de un rendimiento promedio de 20 km/litro, para que la SEMARNAT cediera en más de 25 % y quedara la norma en 14.49 km/litro.

Obviamente eso significa pérdida para el País y ganancia para la industria automotriz ¡viva la industria automotriz y muera México; y muera el Planeta!

Evidentemente nos importa muy poco la sobrevivencia del planeta en que vivimos, lo que importa es ganar dinero, qué importa que la producción petrolera de México baje en 5 % al año en promedio, que en la Ciudad de México y su Área Conurbada se esté colapsando la movilidad por exceso de autos y su excesivo tamaño, qué importa que los costos de mantenimiento crezcan geométricamente debido al número de camionetas de lujo, puesto que las autoridades evidentemente no saben que la destrucción de la carpeta asfáltica y de lo que hay debajo, es función de la cuarta potencia del peso por eje.

Evidentemente la solución sería promover el uso de motocicletas de todo tipo, de admitir que los ciclomotores puedan utilizar las pistas para bicicletas, que las motocicletas puedan utilizar los carriles del metrobús, y que en lugar de este último se instalaran tranvías los que consumen de tres a cuatro veces menos energía primaria que el metrobús, y que hubiera permiso para estacionar las motos en el primer cuadro sobre banquetas suficientemente anchas y en las plazas públicas, tal como se hace en las grandes capitales europeas, pero no, lo que importa es la demagogia ciclista y los negocios, a costa del bienestar de la población mayoritaria y del futuro del País.

Roger Magar, Secretario de la AMCIM, A. C. 24 agosto 2012