DAÑOS DE LAS “GASOLINAS”

Desde hace algún tiempo corren noticias de motores rotos, en forma misteriosa, de marcas de motos y autos de prestigio tales como BMW de 12 cilindros, Mercedes, Renault Laguna, Porsche Carrera etc. ¿qué es lo que está sucediendo?.....Curiosamente las motos son menos afectadas, ¿por qué? . Las causas de dichos contratiempos son:

- Un excesivo contenido de azufre en las gasolinas mexicanas, y el cual además, varía según el sitio o área geográfica donde se haya cargado gasolina.

- El daño, debido al fraude en la calidad de gasolina que por mala suerte tenga uno la desgracia de cargar en el tanque de gasolina.

- La adulteración de la gasolina que por mala suerte o falta de previsión cargue uno.

- Una suma de los problemas anteriores.

Analicemos dichos problemas.

Hace más de 20 años algunas empresas europeas, introdugeron una ceramización parcial de sus motores, Renault y Moto Guzzi comercializaron algunos motores con cilindros cromados, la empresa alemana Mahle, fabricante de pistones, válvulas, cilindros y similares, sacó un material cerámico formado por Niquel, Silicio y Oxigeno, de uno o dos décimas de mm que recubría el cilindro de aluminio y que substituía la camisa de hierro colado gris en los cilindros de autos y motos, Empresas como BMW, Jaguar, entre otros, adoptaron con entusiasmo dicha técnica. Otras empresas más audaces como Kawasaki recubrieron sus cilindros con Molibdeno evaporado por explosión en vacío, mediante una descarga eléctrica violenta y súbita. Todas estas técnicas se consideraron maravillosas, hasta que se enfrentaron a la corrupción mexicana y de otros países.

Por otro lado los motores modernos poseen zondas detectoras de Oxígeno fabricadas con zirconia (óxido de Zirconio) y Platino.

Desde la introducción de los sistemas catalizadores de tres vías los motores requieren que, para que los sistemas catalizadores funcionen la mezcla gasolina –aire esté exactamente en proporción estequiométrica, para lo cual la proporción de aire que es admitida al motor debe ser de 14,5 g de aire por cada gramo de gasolina. En ese punto la emisión de monóxido de carbono es de 1,5 % y la de Oxígeno de 1 %. La zonda lambda que se instala justo a la salida del múltiple de descape y que está constituida de zirconio y de platino, tiene por objeto detectar por medio de la conductividad de los gases de escape, la proporción de oxígeno contenida en dichos gases, esa información es enviada a la computadora de control del sistema de inyección de combustible para mantener en 1 % el contenido de Oxígeno y por lo tanto la mezcla en proporción estequiométrica, es decir en una proporción exacta, para que la combustión sea completa y no sobre casi nada ni de combustible ni de comburente.

La zonda lamda se utiliza en todos los vehículos que tienen sistema de inyección de combustible, tengan o no sistemas catalizadores, pero esa zonda es afectada en su vida y en su funcionamiento por la cantidad de azufre contenida en la gasolina, y puede suceder que al ser afectada, ordene al sistema de control mandar menos combustible del necesario, lo que provocará mezcla pobre y sobrecalentamiento de los pistones hasta un punto en que se perforaran en el punto más caliente de la corona, o sea su centro, lo que requerirá una reparación mayor del motor, y en algunos casos su pérdida casi total. En las motocicletas los daños son mucho menos frecuentes sencillamente porque sus motores trabajan más calientes y entonces, el azufre se combina más fácilmente con el oxígeno, formando dióxido de azufre, el que se expulsa a la atmósfera como otro contaminante. Hay que hacer notar que dicho compuesto, bajo ciertas condiciones forma directamente ozono, lo cual aparentemente también desconocen las autoridades de nuestra gran ciudad.

Por desgracia, las autoridades mexicanas, principalmente las del Distrito Federal, han protegido los intereses de PEMEX por sobre los de la ciudadanía, haciéndose de la vista gorda en relación al elevado contenido de azufre de los combustibles, los cuales contienen entre 100 y 500 ppm de azufre en comparación con 19 ó 15 ppm en Europa y las zonas más sensibles en los EUA.