Qué les pasa ?

¿QUE LES PASA?...

 

Los Nuevos Reglamentos de Tránsito del D.F. y del Estado de México, francamente resultan ya exasperantes para los motociclistas...desde que de nueva cuenta, nos igualen con las bicicletas, hasta que violen nuestros derechos al libre tránsito , pretendiendo erigirse como "nuestros papás".
Por más esfuerzos que hacemos los motociclistas para que se nos escuche, y se nos considere como personas que utilizamos un medio alternativo de transporte, de uso práctico, ágil, contribuyente de bajo perfil a la contaminación ambiental y promotor del ahorro de combustible, nada más no logramos nada... Todos los esfuerzos de organizaciones serias y representativas de los motociclistas han sido inútiles... Resulta que la mirada miope (o tal vez ciega) de nuestros gobernantes, se empeña en no reconocer los amplios méritos de la motocicleta... Desde luego el promover el uso "masivo", de por ejemplo, las bicicletas, resulta encomiable, tanto para el tráfico y el medio ambiente, como para nuestra propia salud. Sin embargo en una ciudad y área metropolitana como la del D.F., donde frecuentemente las distancias de recorrido a nuestro trabajo, rebasan los 10km. en un solo sentido, los medios de transporte no motorizados, resultan, para decir lo menos, poco prácticos. Llegaríamos francamente agotados, sudados, mal humorados y si no somos todos usuarios simultáneos de ellos, nos jugaríamos el pellejo a cada momento, pudiendo ser atropellados por un "micro", combi, automóvil, camión etc.

 

Ahora resulta que las motocicletas ya no pueden circular por carriles centrales de vias primarias y de acceso controlado...entonces, nos dejan solo las avenidas, calles secundarias, callejones y laterales... ¿Qué acaso los motociclistas estamos exentos del pago de la tenencia y predial, como para no tener derecho a utilizar dichas vías?.. ¿Es por nuestra propia seguridad?... ¿nó se han dado cuenta que en vías secundarias, somos más vulnerables y que por otro lado, cualquier moto de 120cc. o más, puede alcanzar las mismas velocidades de crucero que los autos, con la misma rapidez que éstos?...

 

Finalmente, nos mandan a formarnos detrás de los coches y demás vehículos de cuatro ruedas. Entonces ¿quiere decir qué  los "pollos" de auxilio vial del D.F. y las motos de los recién estrenados grupos "tormenta", que se mandan de avanzada para comprobar la magnitud de las inundaciones, llegan rápidamente a atender sus respectivas emergencias porque se "formaron" atrás del tráfico de cuatro ruedas, en lugar de moverse "entre él" (o sea "entre carriles")?... Yo creo que todos nuestros gobernantes deben tener menos de  22 años de edad, pues nunca vieron los muchos motociclistas que después de los sismos del 85, voluntaria y ágilmente nos movíamos "entre"  los tumultos de tráfico y escombros, transportando socorristas, voluntarios, medicinas, parientes angustiados y hasta heridos. De acuerdo a los nuevos reglamentos, todos los reporteros de tráfico, de las televisoras, mensajerías, repartidores de comida rápida, carteros públicos y privados y afortunados ciudadanos que podemos transportarnos o trabajar en una motocicleta, debíamos de cambiarla por una "bici" o aún peor por un coche, SUV, Combi, pick-up o cualquier otro vehículo de cuatro ruedas y caminar "formaditos" y cada quien por su carril, esperando que el distraído automovilista de atrás, quien viene hablando por el celular, pintándose, leyendo, cabeceando de sueño ó besuqueándose o (peor) peleándose con su acompañante, no nos haga un bonito "sándwich" contra el coche de adelante...

 

Una sola sugerencia a nuestras autoridades: ¡No destruyan con sus absurdos reglamentos, la posibilidad  de crecimiento del único medio  de transporte individual, que podría verdaderamente contribuir a la disminución del tráfico, contaminación ambiental y neurosis, de los habitantes de esta complicada zona metropolitana!

 

A los motociclistas... si persisten las molestias... consulten a su asociación de confianza, únanse y soliciten su amparo...

 

Espero sus valiosos comentarios en: comentarios@amemot.com

 

 

GUILLERMO CESPEDES O

PRESIDENTE